domingo, 26 de agosto de 2012

Qué soy realmente? Hacia dónde voy?...


Mi querido amigo,

Desde hace varios días no paro de pensar y preguntarme qué soy respecto a mi Lobo? ¿Una sumisa... simplemente una persona sin dignidad... una puta... o una masoquista?

 Esto último no creo porque nunca me ha pegado ni yo a él, pero sin embargo si que a veces me trata bastante mal en sus mensajes al móvil o e-mails que me envía, y aunque me enfado y empezamos a pelear, cuando nos vemos nada de esto es así. Cuando estamos juntos no me dice ningún improperio de los que me escribe y cuando le reto a hacerlo solo sonríe y se calla. Aunque es cierto que a veces, cuando más animado está si que me dice que soy su puta, solo de él... Pero nada más.

Con algunos de sus e-mails he llegado incluso a llorar y a despedirme de él para siempre, pero al final, no puedo hacerlo y él tampoco, y estamos en un juego de "tira y afloja" de nunca acabar. Es más, creo que si alguna vez ya no le siguiera el juego nuestra relación (o lo que sea) habrá terminado, pues mis cabreos y respuestas le dan la chispa que necesita para no aburrirse, pero a veces duelen mucho sus palabras.

No obstante el otro día cuando nos vimos me asusté. Yo estaba sentada y él permanecía de pie con su pene a la altura de mi boca... Me lo estaba comiendo tan feliz cuando me dijo que le avisara cuando fuese a tener un orgasmo, que no le mintiera y le avisara antes de tenerlo. Me quedé parada porque nunca le miento, y más que nada porque a veces tengo varios suaves y no se reconocerlos porque nunca me había pasado, tan solo me pasa con él y desde hace poco. Solo se que a veces mi cuerpo se estremece de los pies a la cabeza como una ola placentera mientras mi respiración se acelera y después todo pasa.... entonces ya estoy más tranquila y me puedo dedicar por entero a complacerle sin pensar en mí.

Sobre todo me pasa cuando estando así, disfrutando ampliamente de su gran pene, me quita la blusa y empieza a masajear mis pechos y mis pezones con una destreza asombrosa... Al poco, mi respiración cambia y sin poderlo evitar le agarro fuertemente los glúteos o incluso he llegado a hincarle las uñas en sus estupendos muslos que me chiflan, y él sigue... y sigue... hasta que me pongo a temblar y después todo cesa. Por eso esta vez me instó a que estuviese atenta para que aprendiera a distinguir una gran excitación de un orgasmo, bajo amenaza de que si no le avisaba cuando estuviese a punto, como castigo no me follaría cuando fuésemos a la cama. Así es que por la cuenta que me traía en cuanto me sentí así le avisé y ahí es cuando me asusté: Él estaba torturando ricamente mis pezones y al avisarle subió una de sus manos hasta mi cuello agarrándomelo... En un segundo pasó por mi imaginación lo que a veces he leído, que hay personas que cuando van a tener un orgasmo les gusta ser estranguladas, y sin poderlo evitar me entró el pánico y le miré tan asustada, que antes de que pudiese protestar él se dio cuenta y dejó mi cuello para subir hasta mejilla, pero lo que vino a continuación me dejó muy parada. Simplemente me dio una bofetada suave, -callé- después otra y  una tercera más fuerte pero sin hacerme daño. Me quedé tan sorprendida que no pude ni hablar y él no comentó nada, solo siguió disfrutando de nuestro encuentro.


Es la primera vez que ha hecho algo así. Tan solo otra vez hace tiempo se le ocurrió darme una palmada en el trasero mientras le hacía una fellatio, y lo mismo... callé porque me sorprendió y porque sabía por mi amiga que a algunos hombres les excitaba hacer eso, pero vino una segunda más fuerte... y otra tercera que me hizo verdadero daño, pues con cada palmada iba aumentando la intensidad. Entonces, sin pensarlo me separé rápidamente y le espeté toda cabreada que qué hacía... _Tranquila -contestó- esto es normal, muchas parejas lo hacen y no pasa nada, a mi me gusta. Pues a mi no! -le respondí- además, sabes que tengo fibromialgia y no quiero que nadie masacre mi cuerpo más de lo que ya está. Y esa fue la primera y última vez que hizo algo así hasta el otro día. Por eso no lo entiendo. Porque a pesar de su mala lengua siempre ha sido muy respetuoso con mis deseos y con todas las amantes que ha tenido, pues por muy macho que se haga, en cuanto una mujer le suelta una lágrima, se desmonta como un castillo de naipes.

¿Qué le pasa? ¿Acaso está sacando ahora su verdadera personalidad... o es solo que ya le aburre el sexo tal cual (o vainilla como dicen) y busca sensaciones más fuertes?

Siempre ha sido muy mandón conmigo, pero desde que nos hemos vuelto a ver después de estar dos años separados, se ha vuelto mucho más y más gruñón. Y yo sigo ahí... aguantándolo y queriéndolo... Es más, no sé si es por esto, por la ausencia tan prolongada que hemos tenido, o por la menopausia... pero el caso es que nunca he tenido tantos orgasmos como ahora ni he disfrutado con tanta bestialidad del sexo y de mi cuerpo. Por eso mi pregunta ¿qué me pasa... por qué lo aguanto todo?


Según tengo entendido las sumisas deben hacer todo lo que sus amos les ordenan (hasta aquí somos iguales) pero también les pegan y castigan con azotes, etc. y varias normas más que en nosotros no existen. Si es cierto que él me dicta como me he de vestir, maquillar y peinar, cuando nos vamos a encontrar, y lo hago porque si no, no hay quien le aguante el mal humor que se le pone. Pero nada más. Por otro lado, cuando terminan su juego, el amo siempre acaricia, besa y abraza a su sumisa porque la cuida con esmero... Y él no quiere saber nada de mimos al acabar y cuando me escribe, siempre recalca que no tengo dignidad por aguantarle todos sus caprichos. Me lo dice porque sabe que es lo que más daño me hace, pero cuando no aguanto más y deseo romper, me habla bien y me dice que es todo un juego sadomasoquista sin ninguna importancia. Y yo ya no sé qué pensar... A veces siento que es así en realidad, pues se que como persona me admira y me tiene gran cariño, pero otras... duele tanto... que me hace sentir muy mal por dentro y con ganas de tirarlo todo por la borda.

Mi querido amigo desconocido ¿me puedes ayudar a intentar comprender dónde encajo?


Mil besitos confusos,

Tu Isla Encantada...

20 comentarios:

  1. Comprendo, en cierta medida, lo que estás sintiendo. Hace algún tiempo me mantuve en contacto con una persona parecida a tu lobo. Siempre me adaptaba a sus "requisitos" y él me imponía actitudes que detestaba. Por mi parte, lo aguantaba todo, y cuando me oponía a alguna norma se ponía insoportable. Pero sentía una atracción desmedida por sus palabras. A pesar de que deseaba marcharme, simplemente no podía. Era como si me ofreciese algo que los demás no alcanzaban siquiera a imaginar. Pero lo que me ofrecía sólo era una trampa de la que no podía escapar. Lo cierto es que ninguno de los dos conseguía desprenderse del otro, era una atracción inevitable. Conocía a más personas, relaciones nuevas, pero aún así, era mi punto de inicio y mi final. Siempre caía en sus redes, aunque nos pasamos la mayor parte del tiempo discutiendo. ¿Lo que sucedió? Pues que finalmente me enamoré de un Hombre que supo curarme de mi adicción con un tratamiento tan simple como lo fue su comprensión respecto a mis sentimientos, su paciencia y sus consejos. Poco a poco, consiguió que me alejase de aquella relación tan extraña, desapareciendo mi necesidad al darme cuenta de que lo único que buscaba aquella persona era sexo conmigo, básicamente convertirme en "su puta" como solía decirme. A medida que me enamoraba de mi pareja, me daba cuenta de que "el lobo" nunca hablaba conmigo, por ejemplo, de cómo me había ido el día. Era monotemático y la mayor parte del tiempo me hacía sentir ofendida con sus comentarios. Pero claro, cuando amenazaba con irme, me prometía que no era sólo lo que parecía, me recordaba que no se sentía ligado a mí únicamente por lo que podía ofrecerle mi cuerpo. Ahora, después de aquella "ruptura consentida", estoy por completo con una persona que no sólo me hace sentir deseada. Me hace sentir inteligente, bonita, graciosa... única. Es un compañero que me pregunta a diario por mi rutina. Con esta parrafada no quiero decir que vaya a pasarte lo mismo ni que sea la misma situación. Sólo quería compartir contigo mis vivencias, por si ayudan. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias DEVASTIEL, por contarme tu vivencia. De verdad que me ayuda porque veo que no soy tan rara ni tan "mala". Me alegro muchísimo de que hayas encontrado una pareja que de verdad te ama y te comprende y que te hayas podido desenganchar del "lobo".
    Actualmente yo tengo pareja pero a pesar de quererle y saber que él también me quiere, no me siento comprendida. Es más, le veo muy egoísta porque tomó la decisión de no tener más sexo sin consultar conmigo y pretendiendo que encima le sea fiel y no le abandone, cuando sabe que para mí eso es como el comer o el beber... sencillamente lo necesito. Y si no me he separado es porque hay muchas cosas que me lo impiden, pero no sé cuánto más lo podré aguantar... Como ves, soy un crak para elegir a los hombres :)
    Me siento una verdadera idiota por dejar que cada uno a su manera se aproveche de mi, pero seguro que me comprendes cuando te digo que al fin y al cabo estoy enganchada a ellos, pues cada uno me da algo diferente y se complementan, aunque sé que tendría que salir corriendo y dejarlos a los dos, pero aunque lo he intentado no puedo...

    Un abrazo con cariño y muchas gracias, de verdad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me alegro mucho de que te sirvieran mis palabras, realmente quería ayudarte aunque fuera un poquito. La verdad, muchas veces me he sentido perdida. Muchas veces he deseado salir corriendo y alejarme de todos, pero no podía. Al final, iba de uno a otro, buscando ese "algo" que me faltaba para sentirme feliz. Como me dice ahora mi pareja "buscabas en los demás lo que tienes que encontrar en ti misma". Fue una época muy dura para mí, sinceramente. Al final, supongo que estaba enganchada al lobo por la simple razón de que lo sentía como algo seguro, alguien que siempre estaría ahí mientras yo le diese a cambio todo lo que pedía. El sexo es importante (y placentero) pero cuando es el único punto de conexión entre dos personas se va degradando, es mi opinión. Sobre todo, cuando una de las dos personas tiene nuestra personalidad, por lo que leo. Obviamente, la falta excesiva de sexo termina enfriando los sentimientos. Comprendo que las circunstancias, los sentimientos, o lo que sea, te impidan separarte de tu pareja. Pero, como dicen por ahí, cuando tomes una decisión de la que estés totalmente segura, no retrocedas ni siquiera para coger carrerilla. No te sientas rara ni mala. Confía en ti misma. Y quiérete en todo momento.

      Eliminar
    2. Gracias de nuevo mi querida Devastiel. Esto es lo que me falta: confianza en mí misma. Pero lo conseguiré....
      Estoy tan contenta de que tu lo hayas logrado y estés feliz, que esto me dará el impulso necesario cuando flaqueen mis fuerzas.

      Mil besitos con todo mi cariño,

      Eliminar
  3. Jamás pierdas tu identidad como persona. Juega a todo aquello que te guste jugar, y habla con él para que no sobrepase los límites que ambos tenéis. Y jamás, JAMÁS, consientas el maltrato. Si la cosa no funciona, no se debe seguir.

    Me preocupa tu situación, amiga. De verdad, hay veces que uno mismo importa mucho más que lo demás.

    Y cuenta conmigo, para lo que sea. Si la cosa va a más, no estás sola.

    ResponderEliminar
  4. Una vez más DEVASTIEL, gracias por tus palabras, por comprenderme y por contarme tu experiencia. Creo que todo se reduce precisamente a eso: Que no me quiero lo suficiente y que busco en los demás lo que debería encontrar en mí misma. Pero es tan difícil...
    Tal vez mi miedo es no encontrar a nadie si renuncio a mi Lobo. Quedarme ya sin sexo para los restos... Pero algún día lo superaré.

    Gracias MOCHUELOSINOLIVO, por tus palabras y por tu ofrecimiento. Es lo bueno de poder escribir aquí en vez de un cuaderno, que no te sientes sola porque siempre encuentras personas estupendas como tu.
    Tus palabras me han hecho pensar... ¿y si pasa de ser un juego a un maltrato?

    Mil besitos con todo mi cariño para ambos,
    Julia

    P.D.
    No se por qué no me deja responder en vuestro comentario y a vosotros si. Cuando lo intento solo me sale la casilla para escribir un nuevo comentario. En fin... cosas de la informática :D

    ResponderEliminar
  5. Julia, creo que lo que te hace falta es sentarte cara a cara con él, y hablar clara y sinceramente (cosa que, x supuesto, tb me hace falta a mi... xo tu tienes más agallas ^^)
    te vendría bien aclarar de qué va su juego, lo que siente por ti, y hacerle saber que no te gustan ciertos comportamientos... Si realmente te quiere, o ama, o parecia (no consigo discernir en qué consiste tu relación con él) te comprenderá, y renunciará a algo que no deseas... Y entonces serás tu la que decida en algun momento darle ese placer de vez en cuando... Si no lo hace... en fin, ese ya es otro tema...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida Infame, no creas que tengo tantas agallas jajaja... Si las tuviera, tal vez habría roto ya esta relación, pero me faltan fuerzas y reconozco que estoy muy enganchada.
      Hablé con él y nunca más se ha vuelto a pasar, es más, incluso está más cariñoso conmigo. Por eso no sé que le pudo haber pasado, tal vez es que quiso probar algo que le intrigaba a ver si "colaba" y al ver que no, pues se ha conformado. No se.... Pero me alegro de que haya cambiado, aunque te confieso que no voy a bajar la guardia.
      Ánimo cielo, seguro que tu también consigues hablar sinceramente con él.
      Besitos miles corazón,

      Eliminar
  6. Todo el placer que se pueda de la manera que se quiera.

    Cero placer de uno dañando al otro.

    Ese es siempre el limite.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, Adam, el daño físico de momento no está contemplado en mis relaciones porque es algo que no soporto y no consentiré que nadie me lo imponga.

      Besitos miles cielo,

      Eliminar
  7. Hola! qué tal? Acabo de descubrir tu blog, le he estado echando un vistazo y me ha gustado mucho, volveré a visitarlo más a menudo, te mando un abrazote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias David, celebro que te gusten mis cartas
      Besitos

      Eliminar
  8. Hola Julia ,bonita, te digo una cosa por experiencia ,o falta comunicación y falta aclarar las reglas , o el esta aburrido....para serte honesta, en mi opinión su conducta es un mal síntoma muy claro y evidente,..... ellos no son sinceros ni directos cuando quieren terminar una relación, te digo por que yo misma lo se , cuando tienen adicción sexual son incapaces de romper un vinculo, y son incapaces de estar solos , asi ya no sientan respeto ni amor por la persona con quien tienen ese viculo, AMI ME HA SUCEDIDO ,yo lo se por experiencia , una cosa muy diferente es la sumision en donde tu amante te puede pedir incluso que lo mires teniendo sexo con otra , te puede pedir incluso que lo bañes a el y a la mujer con quien coge , pero una vez acabada esa sesión siempre te tratara con cariño y hasta tendrá un muy buen sexo contigo....., así sea el mas mujeriego del mundo y tenga sexo con muchas mujeres , no te va a maltratar psicologicamente ,si realmente te quiere , pero cuando se empiezan a poner de mal humor , se empiezan a fastidiar con tu presencia, desaparecer por largo tiempo y a ponerte mala cara y a pesar de que tu le preguntas si es es mejor terminar el te dirá que quiere seguir con la relación....pero hará comentarios ofensivos con respecto de tu personalidad de tu forma de vestir etc etc etc :Te esta dañando tu autoestima....si tu pones empeño en ser algo que el quiere que seas y aun asi sigue haciendo esos mismos comentarios es por que no te quiere.

    Tienes que buscar ayuda profesional y aunque te duela en el alma poner punto final a esa relación ( y creeme que no podras hacerlo sola , tienes que buscar un terapeuta)

    Un abrazo con mucha fuerza y cariño

    ResponderEliminar
  9. yo no creo que el tenga alma de AMO Julia ,solo le gusta el sexo duro y el sadomasquismo, las emociones fuertes la bronca la pelea , la novedad de asunto, tal vez es algo de ego: eso es lo que le gusta. los hombres "normales" o vainillas ( no todos) muchas veces creen que las sumisas no tienen dignidad ni autoestima ,ellos interpretan equivocadamente la actitud sumisa como síntoma de mujer boba a la que se puede engañar y aprovechar ....y nosotras interpretamos de manera fatal y equivocada esa actitud como parte de una "evolución" o despertar Dominante en el hombre....pero no es eso: simplemente no saben que hacer con una mujer sumisa y como salirse de ese "lio" .....el peor error que se puede cometer es anclarnos y aferrarnos a un hombre asi, creyendo ilusamente que el se convertirá en nuestro "AMO AZUL".... y pasaran meses y años ...y así seguiremos por los siglos de los siglos,
    Amen ....
    (rompe el vinculo trata de hacerlo aunque recaigas una y otra vez habrá un momento en que por fin te liberes)
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Giuliana por tus consejos y forma de ver las cosas. Realmente me estáis ayudando bastante con todo este tema porque estoy muy liada y ya no se ni que pensar...
      Reconozco que romper el vínculo va a ser muy difícil, pero quién sabe.... tal vez un día lo consiga.

      Besitos miles con cariño,

      Eliminar
  10. No me digas que no te ha dado unos cachetes en el culete, jajajajajaja.
    No te permito nisiquiera que pienses que no tienes dignidad, nuestra dignidad no la marca la sociedad ni las creecias de esta.
    Cada uno de nosotros tiene el poder de decidir que es lo que quiere en su vida y como lo quiere hacer. Tu eres sumisa porque te despierta sentimientos y sensaciones que te hacen sentir viva y disfrutar del momento.
    Con respecto a lo de ser puta, todas somos un poco putas en el fondo, jjjjjj.
    Yo no es por llevarle la contraria a nadie, pero creo que tu lobo mas que perder el interes en ti, esta lleno de inseguridades y seguro que lo que le pasa es que tiene miedo a sucumbir a tus encantos, en verdad creo que esta mas enganchado de ti que lo que le gustaria. Las personas que hemos estado enamoradas y que no hemos podido compartir todo lo que deseamos con esa persona, tendemos a sentirnos frustados y cuando compartimos un momento intimo, intenso y deseado, al saber que eso no se repetira mañana, cuando terminas quiere fingir indiferencia y hacer sentir a la persona que tiene pareja mal, y lo peor es que no creo que el se sienta bien al decirte todas esas cosas, pero creera que asi es mas facil seguir el dia a dia.
    Pero........ si tu te sientes humillada y atacada, tienes dos opciones, hacelo saber o dejalo y busca a quien te haga sentir tan digna como cualquiera y unica y especial.
    Te dejo miles de besos de chocolate que son los que a mi me gustan y espero que sientas ese dulzor y lo integres en tu vida, que nadie haga que te sientas agria.
    BESAZOS MILES CON SABOR A CHOCOLATE MI LOBITA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida Amor, muchas gracias por todo lo que me dices. He estado reflexionando mucho sobre todo esto y Sabes? creo que tienes razón, pues últimamente le veo bastante enganchado a mi, pero claro, a veces me ataca el miedo y la inseguridad, pero algo debe de sentir por mi cuando llevamos ya tantos años y sin miras de que lo dejemos.

      Tus mensajes siempre me hacen mucho bien porque se que me entiendes y me sabes explicar las cosas como nadie. Me quedo todos tus besazos de chocolate mmmnnnnn que ricos jajaja Y te dejo a cambio un gran abrazo con todo mi cariño

      Eliminar
  11. lobo suelto
    cordero atado.
    a otra cosa!
    slds
    CHE

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, los lobos son el desastre de los corderitos :)
      Besitos,

      Eliminar
  12. Donde estas Julia que ya no escribes corazón? te dejo besitos y espero volver a leerte.

    ResponderEliminar

Tus comentarios dan color a mis cartas...